11 años del 27 F: ¿Qué aprendimos del segundo terremoto más grande de Chile?

 

Comentario

11 años han pasado desde el segundo terremoto más fuerte en la historia de Chile. Este ocurrió a las 3:34 de la madrugada del sábado 27 de febrero y tuvo una magnitud de 8,8 ° en la escala Richter.
Este movimiento telúrico y el posterior tsunami dejó 523 víctimas fatales y cerca de 2 millones de damnificados.
-Matías Alcalde, Representante del Consejo Chile-California.

 

Fuente: Radio Agricultura

Chile California Conservation Exchange 2019

El intercambio para la Conservación entre Chile y California (Chile California Conservation Exchange – CCCX) nace del notable parecido y simetría entre ambos lugares y de los innumerables esfuerzos paralelos en celebrar, proteger y restaurar sus paisajes de norte a sur.

Ya en su tercer año, el Proyecto CCCX se enfoca principalmente en:

Ayudar a construir leyes, mejores prácticas e instituciones más sólidas para la conservación y protección del medio ambiente marino y de las tierras públicas y privadas, para el beneficio de todos los chilenos.

Exponer a los líderes de la conservación en los Estados Unidos a las innovaciones que se realizan en Chile.
Ampliar la filantropía para la conservación dentro de Chile, y Fomentar colaboraciones continuas y mutuamente útiles entre líderes y profesionales de la conservación ambiental en Chile y en California.

Con un creciente sentido de urgencia, es inevitable que el foco de las colaboraciones gire también hacia la crisis climática, donde esfuerzos conjuntos han enriquecido el intercambio. En diciembre de este año, Chile sería anfitrión de la COP25, lo que transformó esta conferencia en una oportuna instancia previa. Se espera echar a andar nuevas ideas y generar un renovado sentido de compromiso para los venideros desafíos que nos permitan salvar nuestro planeta.

Resultados de la Conferencia

El desarrollo de la conferencia se dividió en los temas que se presentan a continuación, con su respectivo resumen y pasos a seguir por parte de los asistentes.

  1.  Protección y Manejo Costero
  2. Áreas Marinas Protegidas (AMP)
  3. Financiamiento, Impuestos y Filantropía
  4. Conservación de Tierras Privadas

Algunos objetivos comunes a estos grupos son identificar las prioridades y los próximos pasos para la colaboración, coordinar actividades relacionadas con la COP25, incluido el esfuerzo de Chile para determinar las NDC, y la coordinación de eventos y encuentros para los grupos. A continuación, una breve descripción de temas relevantes por cada grupo:

  1. Protección del manejo costero: un grupo de expertos de Costa Chile y el Observatorio de la Costa han determinado dos acciones:
    Avanzar hacia un proyecto de Ley de Costas y determinar las NDC.

Aumentar la participación e inclusión de actores municipales y locales a través de un enfoque bottom-up, para dar mayor visibilidad de los conflictos y crear referéndums locales para protección costera, entre otras acciones enfocadas en escalas locales.
El próximo año la idea es centrarse en el nivel municipal, trayendo Alcaldes de Municipios costeros. A nivel regional, enfocarse en cómo fortalecer las instituciones existentes (por ejemplo, comités) y considerar una propuesta de NDC sobre zonificación costera a nivel regional. Finalmente, las discusiones sobre el cambio climático y la resiliencia en la zona costera también deberían centrarse a nivel local pero con una perspectiva de colaboración. En la discusión posterior se tocaron, entre otros, los siguiente temas:

Las elecciones de los gobernadores regionales se llevarán a cabo en 2020, por lo que será clave buscar aliados y representantes.

El equipo está trabajando en un artículo sobre la costa en la Ley del Cambio Climático.

Se debe promover la colaboración y el intercambio de información para desarrollar una línea base y establecer planes de monitoreo a largo plazo.

El 5º Congreso Internacional de Áreas Protegidas Marinas (IMPAC5) en Vancouver, Canadá, septiembre de 2021, es una buena oportunidad para presentar avances del trabajo realizado.

  1.  AMP: en este grupo se identificaron dos problemas principales:
    Se debe incrementar los esfuerzos para mejorar la distribución de la cobertura actual de AMP a través de las regiones y entre zonas costeras y oceánicas.
    Se debe incrementar los esfuerzos para vincular las AMP con estrategias de mitigación y adaptación climática, lo que ofrece buenas oportunidades de colaboración internacional.
    En la discusión se destacó la importancia de reflejar objetivos internacionales de alto nivel en nuestra política, tales como proteger el 30% de la tierra y el mar para 2030 y el 50% para 2050, y también mantener diálogo con el Congreso y el Senado en Chile para abogar por estas políticas.

3. Financiamiento, impuestos y filantropía: en este grupo, se establecieron los siguientes pasos:
Ampliar la Red de Filantropía Ambiental para aumentar su poder de representatividad.
Continuar recopilando y sistematizando datos para contar con argumentos sólidos al momento de influir en procesos legislativos de beneficios tributarios para la conservación.
Aumentar los esfuerzos para educar sobre beneficios tributarios (por ejemplo, demostrar al Estado cómo puede beneficiarse) y fomentar la donación desde individuos, a través de estrategias de comunicación, eventos, y conversaciones individuales con legisladores.
Colaborar con actores ambientales en Chile para el diseño de legislación filantrópica que pueda cubrir la mayor cantidad de necesidades y resolver tantos problemas como sea posible.

4. Conservación de tierras privadas: este grupo destacó 2 geografías en Chile para una próxima etapa de conservación de tierras:
Patagonia, donde los desafíos clave son desarrollar alianzas público-privadas para un manejo adecuado de áreas protegidas, y coordinar con estrategias de desarrollo local.
Chile Central, donde los desafíos clave son comunicar de manera efectiva el valor de los ecosistemas a los tomadores de decisiones y propietarios de tierras, desarrollar incentivos y estándares apropiados para la conservación privada, y mantener las colaboraciones existentes con UC Berkeley y UC Davis.
Una observación final se refirió a la importancia de enfatizar los aportes económicos de la conservación a los territorios y comunidades, especialmente en áreas como la Patagonia, donde este enfoque ha probado ser una excelente estrategia de desarrollo.

Descargar Reporte – CCCX 2019

Chile California Conservation Exchange 2018

CONFERENCIA DE CONSERVACIÓN CHILE CALIFORNIA

El CCC apoyó y participó en la reunión “Chile California Conservation Exchange” en Santa Cruz, CA en octubre de 2018, donde 32 líderes de políticas ambientales chilenas y profesionales de la conservación se reunieron e intercambiaron ideas con un número similar de pares de EE. UU. y California. Los temas específicos discutidos fueron:

  1. Manejo y protección de zonas costeras: revisión de más de 50 años de experiencia con la Ley de Costas de California, los problemas y desafíos costeros actuales en Chile y California.
  2. Filantropía para la conservación y ley fiscal: examinar cómo las organizaciones sin fines de lucro de California recaudan fondos operativos y los impedimentos fiscales a la filantropía para la conservación en Chile.
  3. Colaboración y alianzas: considerar si es el momento adecuado para una alianza nacional de conservación general en Chile.

En el transcurso de la reunión, Felipe Ward, Ministro de Bienes Nacionales, destacó las políticas propuestas para los parques nacionales y el litoral. Jorge Flies, Exgobernador de Magallanes y la Antártida Chilena, señaló las oportunidades que pueden surgir de la descentralización planificada de Chile hacia nuevos gobiernos regionales en 2020.

La conferencia de 2018 no fue concebida como un evento singular sino como parte de un proceso continuo de ampliación y fortalecimiento de redes y de desarrollo institucional en el campo ambiental y de conservación en Chile y California.

Descargar Reporte – CCCX 2018

Chile California Conservation Exchange 2017

CONFERENCIA DE CONSERVACIÓN CHILE CALIFORNIA

La conferencia llevó a 24 líderes en conservación de Chile (un legislador, equipo legislativo, propietarios de tierras, ONG y personal de fundaciones) al condado de Sonoma, California, para reunirse con 44 profesionales de la conservación y otros profesionales de California y de todo Estados Unidos del 25 al 28 de septiembre de 2017.

Durante el transcurso de la conferencia, los participantes realizaron viajes a terreno. Los sitios fueron lugares para aprender sobre el manejo natural de la tierra en California.

Una meta clave lograda de la Conferencia fue facilitar un diálogo sólido y útil sobre temas de interés entre los líderes de conservación de tierras de Chile y California.

Descargar Reporte – CCCX 2017

Matías Alcalde, representante ante el Consejo Chile California

“Para surfear una buena ola hay que caerse muchas veces”

Recién salido de la universidad, impulsó dos ONG: una en ayuda a los damnificados por el terremoto de 2010 y otra que buscaba impulsar social y económicamente a las comunidades costeras a través del surf. Esta última experiencia lo consagró como joven líder en 2013 y trazó su camino profesional ligado a causas sociales, medioambientales y tecnológicas.

“Visibilizar a las personas, otorgar liderazgos y trabajar en iniciativas inclusivas, constituyen uno de los motores que me mueven en este camino”

Cuando Matías Alcalde estaba por terminar Ingeniería Civil Hidráulica en la Universidad Católica, el país se remecía con el terremoto del 27 de febrero que afectó a gran parte de la zona centro sur. Cuenta que el sentido social siempre ha sido parte de su vida, por lo que no lo pensó dos veces y, junto a un grupo de amigos, impulsaron una ONG llamada Costa Sur, que buscaba ir en ayuda de las localidades ubicadas entre Cunaripe y Cobquecura, zonas afectadas por el fuerte sismo y posterior tsunami.

Luego de esa experiencia, Alcalde terminó la carrera y comenzó a trabajar en el sector empresarial, pero la inquietud social jamás la dejó de lado y, en paralelo, seguía trabajando en la costa de Chile impulsando GiveSurf, donde “identificamos liderazgos positivos para establecer programas sociales-deportivos-educativos en torno al surf. Este es un modelo que busca valorar al líder local y darle herramientas para trabajar en programas deportivos extracurriculares. Hoy abarcamos comunidades costeras en Arica, Mehuín, Pichilemu y Matanzas”, explica.

A juicio de Alcalde, ambas experiencias fueron formadoras en su vida profesional. Tanto así, que siguió a Nicholas Davis, presidente de EuroAmerica, en un proyecto ambicioso de construir un hotel de un piso, que no alterara el paisaje ni la naturaleza de Punta de Lobos, en la VI Región. Así, fue gerente general del Hotel Alaia y luego director, cargos que le dieron la posibilidad de observar de cerca lo importante que es para la comunidad de esa zona conservar el lugar.

Consciente de ello, Davis creó la Fundación Punta de Lobos, cuya misión es establecer un proyecto de conservación perpetua en el borde costero de Punta de Lobos y expandir este modelo para salvaguardar el borde costero de Chile, ONG donde Matías Alcalde fue director ejecutivo durante cuatro años.

“Existía en ese entonces -y todavía- una amenaza en Punta de Lobos por los proyectos inmobiliarios. Eso fue lo que me llevó a trabajar allá, donde viví por cinco años buscando dar una estructura a un sello colectivo que quería proteger el lugar”, explica.

Hoy, se encuentra viviendo en San Francisco, California, liderando la organización público-privada Chile California Council, que se dedica a fortalecer las relaciones entre Chile y California, en el punto de intersección entre la naturaleza, personas, ciencia y tecnología.

“Ha sido fascinante trabajar en un eslabón distinto, donde se une el sector público y privado, abriendo la cancha a otros temas también importantes de resolver, como la energía, el suelo, el agua. Cosas propias de mi profesión”, sostiene.

A sus 37 años, juntando todas sus experiencias laborales, el ejecutivo reflexiona sobre qué lo inspira al crear proyectos con impacto: “Visibilizar a las personas, otorgar liderazgos y trabajar en iniciativas inclusivas, constituyen uno de los motores que me mueven en este camino”, puntualiza.

“Tener fracasos es muy importante para probarse, ser resiliente (…) En ese sentido, hay muchas tomas de decisiones que son parte de la curva propia de aprendizaje y puntualizar en uno es difícil, siempre hay muchos mini fracasos”

-De todas esas etapas, ¿en cuál tuviste que tomar la decisión más difícil o más riesgosa?
-Cuando nos fuimos a Pichilemu, estaba recién casado e, incluso, fue en ese lugar donde tuvimos con mi señora a nuestras dos hijas. Fue una decisión importante trasladarse de región indefinidamente. Era de ese tipo de cambios que no sabes hacia dónde te lleva, pero que sabes y sientes que es lo correcto.
Luego de eso, estaba la oportunidad de salir del país con familia armada y todo y, sin duda, ambas fueron decisiones difíciles, pero bien tomadas, con mucha valentía.

-¿Durante este camino has tenido alguna lección o tropiezo que te dejara una marca profunda en tu vida profesional?
-Tener fracasos es muy importante para probarse, ser resiliente, observar cómo uno se levanta y se plantean objetivos. En ese sentido, hay muchos fracasos o tomas de decisiones que son parte de la curva propia de aprendizaje y puntualizar en uno es difícil, siempre hay muchos mini fracasos. Lo importante es entender que para surfear una buena ola hay que caerse muchas veces.

-Mirando en perspectiva, ¿cuál es la evaluación que haces de lo que ha sido tu carrera profesional?
-Ha sido una aventura porque he tomado caminos que no sé bien hacia dónde me llevan y me toca navegar en aguas nuevas muy recurrentemente. He tratado que todas mis experiencias se unan en un relato y para adelante, espero no perder esa senda de crecimiento experiencial.
Mientras sienta que es lo que hay que hacer y que estoy en el lugar correcto, generando un impacto -y además esté equilibrado con la familia-, está todo perfecto.

-¿Hacia futuro tienes algún sueño o algún plan para tu carrera?
-Me apasionan mucho las transformaciones que se requieren para unir lenguajes del trabajo público-privado. En ese sentido, me encantan los proyectos que estamos haciendo en Chile California Council porque se encarga de eso mismo y, además, visibiliza talentos de lo más abajo hasta la más alta esfera. Sin duda, cosas que me apasionan y que espero seguir trabajando en el futuro.

“He tratado que todas mis experiencias se unan en un relato y para adelante, espero no perder esa senda de crecimiento experiencial”

Fuente: jll.diariofinanciero.cl

Matías Alcalde, representante ante el Consejo Chile California: “Para surfear una buena ola hay que caerse muchas veces”

Recién salido de la universidad, impulsó dos ONG: una en ayuda a los damnificados por el terremoto de 2010 y otra que buscaba impulsar social y económicamente a las comunidades costeras a través del surf. Esta última experiencia lo consagró como joven líder en 2013 y trazó su camino profesional ligado a causas sociales, medioambientales y tecnológicas.

“Visibilizar a las personas, otorgar liderazgos y trabajar en iniciativas inclusivas, constituyen uno de los motores que me mueven en este camino”

Cuando Matías Alcalde estaba por terminar Ingeniería Civil Hidráulica en la Universidad Católica, el país se remecía con el terremoto del 27 de febrero que afectó a gran parte de la zona centro sur. Cuenta que el sentido social siempre ha sido parte de su vida, por lo que no lo pensó dos veces y, junto a un grupo de amigos, impulsaron una ONG llamada Costa Sur, que buscaba ir en ayuda de las localidades ubicadas entre Cunaripe y Cobquecura, zonas afectadas por el fuerte sismo y posterior tsunami.

Luego de esa experiencia, Alcalde terminó la carrera y comenzó a trabajar en el sector empresarial, pero la inquietud social jamás la dejó de lado y, en paralelo, seguía trabajando en la costa de Chile impulsando GiveSurf, donde “identificamos liderazgos positivos para establecer programas sociales-deportivos-educativos en torno al surf. Este es un modelo que busca valorar al líder local y darle herramientas para trabajar en programas deportivos extracurriculares. Hoy abarcamos comunidades costeras en Arica, Mehuín, Pichilemu y Matanzas”, explica.

A juicio de Alcalde, ambas experiencias fueron formadoras en su vida profesional. Tanto así, que siguió a Nicholas Davis, presidente de EuroAmerica, en un proyecto ambicioso de construir un hotel de un piso, que no alterara el paisaje ni la naturaleza de Punta de Lobos, en la VI Región. Así, fue gerente general del Hotel Alaia y luego director, cargos que le dieron la posibilidad de observar de cerca lo importante que es para la comunidad de esa zona conservar el lugar.

Consciente de ello, Davis creó la Fundación Punta de Lobos, cuya misión es establecer un proyecto de conservación perpetua en el borde costero de Punta de Lobos y expandir este modelo para salvaguardar el borde costero de Chile, ONG donde Matías Alcalde fue director ejecutivo durante cuatro años.

“Existía en ese entonces -y todavía- una amenaza en Punta de Lobos por los proyectos inmobiliarios. Eso fue lo que me llevó a trabajar allá, donde viví por cinco años buscando dar una estructura a un sello colectivo que quería proteger el lugar”, explica.

Hoy, se encuentra viviendo en San Francisco, California, liderando la organización público-privada Chile California Council, que se dedica a fortalecer las relaciones entre Chile y California, en el punto de intersección entre la naturaleza, personas, ciencia y tecnología.

“Ha sido fascinante trabajar en un eslabón distinto, donde se une el sector público y privado, abriendo la cancha a otros temas también importantes de resolver, como la energía, el suelo, el agua. Cosas propias de mi profesión”, sostiene.

A sus 37 años, juntando todas sus experiencias laborales, el ejecutivo reflexiona sobre qué lo inspira al crear proyectos con impacto: “Visibilizar a las personas, otorgar liderazgos y trabajar en iniciativas inclusivas, constituyen uno de los motores que me mueven en este camino”, puntualiza.

“Tener fracasos es muy importante para probarse, ser resiliente (…) En ese sentido, hay muchas tomas de decisiones que son parte de la curva propia de aprendizaje y puntualizar en uno es difícil, siempre hay muchos mini fracasos”

-De todas esas etapas, ¿en cuál tuviste que tomar la decisión más difícil o más riesgosa?
-Cuando nos fuimos a Pichilemu, estaba recién casado e, incluso, fue en ese lugar donde tuvimos con mi señora a nuestras dos hijas. Fue una decisión importante trasladarse de región indefinidamente. Era de ese tipo de cambios que no sabes hacia dónde te lleva, pero que sabes y sientes que es lo correcto.
Luego de eso, estaba la oportunidad de salir del país con familia armada y todo y, sin duda, ambas fueron decisiones difíciles, pero bien tomadas, con mucha valentía.

-¿Durante este camino has tenido alguna lección o tropiezo que te dejara una marca profunda en tu vida profesional?
-Tener fracasos es muy importante para probarse, ser resiliente, observar cómo uno se levanta y se plantean objetivos. En ese sentido, hay muchos fracasos o tomas de decisiones que son parte de la curva propia de aprendizaje y puntualizar en uno es difícil, siempre hay muchos mini fracasos. Lo importante es entender que para surfear una buena ola hay que caerse muchas veces.

-Mirando en perspectiva, ¿cuál es la evaluación que haces de lo que ha sido tu carrera profesional?
-Ha sido una aventura porque he tomado caminos que no sé bien hacia dónde me llevan y me toca navegar en aguas nuevas muy recurrentemente. He tratado que todas mis experiencias se unan en un relato y para adelante, espero no perder esa senda de crecimiento experiencial.
Mientras sienta que es lo que hay que hacer y que estoy en el lugar correcto, generando un impacto -y además esté equilibrado con la familia-, está todo perfecto.

-¿Hacia futuro tienes algún sueño o algún plan para tu carrera?
-Me apasionan mucho las transformaciones que se requieren para unir lenguajes del trabajo público-privado. En ese sentido, me encantan los proyectos que estamos haciendo en Chile California Council porque se encarga de eso mismo y, además, visibiliza talentos de lo más abajo hasta la más alta esfera. Sin duda, cosas que me apasionan y que espero seguir trabajando en el futuro.

“He tratado que todas mis experiencias se unan en un relato y para adelante, espero no perder esa senda de crecimiento experiencial”

Fuente: jll.diariofinanciero.cl